Les faux amis


Amanda Manzano
Elsa Varas

Karla Rivas
Alba de los Ojos

Un falso amigo es una palabra de otro idioma distinto al nuestro que tiene cierto parecido a una palabra de nuestra lengua materna pero que no significa lo mismo. El parecido puede ser tanto en la escritura como en la pronunciación.

El término “falso amigo” proviene del francés “faux-ami”, que fue utilizado por primera vez por Koessler y Derocquigny en su libro Les faux-amis ou les trahisons du vocabulaire anglais”.
En muchos casos los falsos amigos se deben a una etimología que ha derivado en significados distintos en cada lengua. Todas las lenguas cuentan con falsos amigos.

María Moliner define los falsos amigos como “palabra o expresión de una lengua extranjera que, por ser muy similar a otra de la lengua propia, puede ser interpretada incorrectamente”.
J.P VinAY Y p.Darbelnet los definen como:
“mots qui d’une langue à autre, semblent avoir le même sens parce qu’ils sont de même origine, mais qui ont en fait des sens différents par suite d’une évolution séparée."


Diferentes denominaciones de los “falsos amigos”
En el ámbito francófono:
Amis pervers (Wilezynska, 1989)
Les doublés (citado por Lorentzen, 2006)
Ennemis cachés (Wilezynska, 1989)
Fausse analogie (Kiss 2002)
Fausse parenté
Fausse réciprocité (Leandro Félix Fernández, 2008)
Fausses apparences
Faux amis (Koessler et J. Deroc, 1928)
Faux frères (Isabelle Girardot, 2003)
Mots faussement apparentés (Wikipedia)
Mots proches (Marc Van Campenhoudt)
Les sosies (Cestot y Blanchet, 1922)
En el ámbito hispanófono :
Falsas equivalencias/ equivalencias aparentes (J.A. Gallegos Rosillo, 2008)
Falsos cognados (Andrade Neto, 2007)
Interferencias lingüísticas (Juan Manuel Pérez Velasco)
Palabras cognadas (José Polo Polo)
Vocablos heterosemánticos (Vita, 2004, Andrade Neto, 2007)

Los falsos amigos son uno de los principales enemigos del traductor. Todo traductor debe tenerlos en cuenta, y debe saber identificarlos para no cometer errores.
Esta semejanza morfológica entre idiomas diferentes ha dado lugar a errores que se han perpetuado en el tiempo, como el conocido caso del Canal de la Mancha, que separa Francia de Inglaterra, cuyo nombre original es de la Manche (manga, en francés, aludiendo a su forma estrecha y alargada) pero que se tradujo por la Mancha erróneamente.
Otro ejemplo lo encontramos en el presidente de Portugal que dijo en España “¡Estoy embarazado!” cuando en realidad quería decir avergonzado, este error se debe a que en portugués embaraçado significa avergonzado.
A continuación me gustaría exponer algunos ejemplos de malas traducciones, como es el caso de:
“Mes parents mangent une marron”. No es que mis parientes se coman un marrón, son mis padres los que comen una castaña. (parents significa padres, no parientes y marron significa castaña, no marrón).
En “Le chien m’a pisse le pied” no es que el perro me haya pisado el pie, ¡me ha orinado en el pie! (pisser significa orinar, no pisar).
Finalmente en “Ça c’est défendu” no es que esté defendido, sino que está prohibido.

El fenómeno entre dos lenguas próximas como las que nos ocupan, es muy frecuente y el intento de establecer inventarios de falsos amigos no está exento de peligros. El único consejo importante al respecto es el de permanecer siempre alerta. El aprendiz de traductor tiene una sorprendente tendencia a dejarse llevar por el magnetismo de las palabras del original. Una vez más, es importante no utilizar asociaciones de significado pre-establecidas y recordar que en traducción es siempre válida la máxima de Wittgenstein:
“El sentido de una palabra es la utilización de la misma”

Es frecuente que los vocablos de un mismo origen hayan sufrido transformaciones semánticas distintas en una lengua y otra, con lo que se ha perdido su identidad semántica hasta llegar incluso a la disparidad más absoluta.

Los falsos amigos pueden clasificarse en dos grupos: falsos amigos completos o parciales.

El primer grupo menos abundante corresponde a las lexías que solo presentan una similaridad gráfica y no poseen ninguna relación semántica. Así:
-fracas: estruendo, estrépito
-Déboire: decepción , desilusión

Cuando las divergencias entre las dos lenguas son poco apreciables, el peligro de cometer errores es mayor. Por ejemplo:
-illusion recoge en francés la idea de erreur de perception causée par une fausse aparéense o bien apparence dépourvue de réalité, pero no incluye la connotación positiva de alegría o felicidad, que se experimenta con la posesión, contemplación o esperanza de algo, acepción muy frecuente en español.

En muchos casos ciertas unidades poseen un sentido que es equivalente en varias lenguas, pero al mismo tiempo conservan acepciones sin este tipo de correspondencia. Solamente el contexto puede precisar entonces si se trata o no de un falso amigo. Por ejemplo:
-El término adopter, además de adoptar, equivale a aprobar, en un contexto legislativo.
“le plan a été officiellement adpté par le Conseil de Ministres"
El plan ha sido aprobado oficialmente por el Consejo de Ministros.

El lenguaje de la Comunidad Europea utiliza el término en su acepción literal y en versión de falso amigo. Si el complemento es una conclusión, una ley o un programa, las normas de traducción comunitarias dan como equivalente aprobar:
“L’adoption par la Comisión, en mars, du cinquième programme d’action pour l’environnement.”
Traducción: La aprobación por parte de la Comisión en el mes de marzo del quinto programa de acción para el medio ambiente.
Mientras las resoluciones, las directivas, tienen como verbo introductoria adoptar:
“Le parlement européen a adopté une résolution relative à l’incidence de la politique régionale communautaire sur l’environnement.
Traducción: el Parlamento Europeo adoptó una resolucion relativa a la incidencia de la política regional comunitaria en el medio ambiente.

En la misma línea se encuentran multitud de términos.

-Armée: es un término mucho más genérico. Equivalente a ejército en español. Que el correspondiente castellano armada, que recoge solamente el conjunto de las fuerzas de mar, excluyendo el ejército de aire o tierra.

-M. l’Abbé: corresponde a la denominación corriente de un simple sacerdote secular y su equivalencia es El sr. Cura. Muchas traducciones del francés cometen este error y vemos con frecuencia expresiones inadecuadas como El abad Pierre.

-Medieante el término scrutin se recoge el acto relativo a los comicios electorales mientras el término castellano escrutinio se refiere tan solo al proceso de recuento de votos, etc.

-Choquer posee una connotación negativa-qui étonne désagréablement – que no posee su correspondiente castellano: sorprenderse, extrañarse.

Para dar algún ejemplo de lo que son los falsos amigos podemos empezar por el término probar en español. Este término se podría traducir al francés de varias formas
1-Si se trata de probar un traje el correspondiente sería “essayer”.
2-Si habláramos de probar una comida o bebida el término adecuado seria “goûter”.
3-Si de lo que estamos hablando es de argumentos utilizaríamos el término “prouver”.

1. Los falsos amigos en el contexto intralingüístico

1.1 Los falsos amigos desde el punto de vista formal,, es decir, del significante (oral/escrito)





Homofonía: Confusión de dos o más palabras que tienen la misma pronunciación.
Air/aire/erre/haire/hère
Cent/sang/sans/sens/ s´en
Pair/paire/père

Parasinonimia : Dan la impresión de ser auténticos sinónimos pero, al ser distintos sus respectivos campos de aplicación, no se pueden intercambiar, de lo contrario la confusión podría tener graves consecuencias a nivel semántico y en la elaboración del texto meta.
Ámbito francés :
Clôture/ Fermeture
Adversaire/Ennemi
Découverte/ Invention
Ámbito español:
Conocer/Saber
Extraer/Sacar
Inteligente/Listo

Paronimia: Confusión de dos palabras muy parecidas por su pronunciación y sonoridad
Francés
Colocation/Collocation
Décade/Décennie
Officiel/Officieux
Español
Alimetario/Alimeticio
Guarda/Guardia
Calificado/Cualificado
Francés:
Alarme/Alerte
Collision/ Collusion
Vertige/Vestige
Español :
Consejería/Coserjería
Competer/Competir
Guarda/Guardia

1.2. Los falsos amigos desde el punto de vista del contenido, es decir del significado
Son muchos los factores propiamente lingüísticos que, dentro de una misma lengua, intervienen a la hora de determinar el sentido de un término. Algunos son de corte gramatical y otros de procedencia muy específica. No siempre son fáciles de identificar si bien una equivocación en la apreciación de estos elementos diferenciadores convierte en falsos amigos a dos palabras idénticas en la forma y, sin embargo, totalmente distintas en el significado.
a) Los falsos amigos debido a divergencias semánticas de carácter gramatical.
Tres son los factores que intervienen en este proceso diferenciador: el género, el número y las categorías gramaticales:
· Variación semántica según el género.
Además de la confusión semántica, este “falso amigo” tiene efectos secundarios ya que, tratándose de un sustantivo, es preciso que todos sus determinantes conciernen con él en el género y número. Como es obvio, esta “reacción en cadena” afecta directamente a la calidad del producto final (el TM en la traducción inversa, por ejemplo).
Contexto galo:
- Aide
Un aide
(persona que ayuda)
Une aide
(asistencia)
- Faux
Un faux
(documento falsificado)
Une faux
(guadaña)
- Livre
Un livre
(libro)
Une livre
(medida de peso – 500g)
- Solde
Un solde
(saldo / rebajas)
Une solde
( sueldo de los militares)
- Tour
Un tour
(una vuelta / una artimaña)
Une tour
(edificio alto y fuerte)

Contexto español
- Guía
Un guía
(guide (m.) – personne)
Una guía
(guide (m.) – livre)
- Orden
Un orden
(rangement)
Una orden
Ordre / commandement)
- Parte
Un parte
(Communiqué)
Una parte
( partie)

Estos ejemplos no tienen nada que ver con las palabras que llevan en sí la marca del masculino o del femenino, que son relativamente fáciles de identificar. No obstante, desde que una representante del pueblo hizo, ante sus señorías, una distinción entre “miembro” y “miembra”, se ha vuelto a abrir la caja de pandora. No se puede perder de vista que en este campo como en otros muchos, el que manda es el uso; ahora bien, el propósito de corregir artificialmente un uso suele, al menos en una primera etapa, crear un evidente desconcierto.
· Variación semántica según el número
Los ejemplos correspondientes a este apartado son bastante conocidos por tratarse de un plural con valor semántico y, por ello, no necesitan comentario alguno; para evitar la “trampa” que encierran basta con estar alerta en la lectura de TO y en la elaboración del TM.
Aboi
(grito del perro)
[aux] abois
(estar en una situación desesperada)
Effet
(resultado de una acción)
Effets
(ropa, objetos personales)
Lettre
(carta, letra gráfica)
Lettres
( cultura adquirida por el estudio)
Manière
(forma de actuar)
Manières
( modo de comportarse en sociedad)
Vacance
(estar vacante)
Vacances
( tiempo durante el cual no se estudia)

· Variación semántica según la categoría gramatical.
En este caso, el parecido gráfico y semántico de estos paronímicos es tan grande que da pie a que se confundan, tanto en la fase de interpretación del TO como en la fase de redacción del TM (concretamente en la traducción inversa). Afortunadamente este tipo de paronimia es poco frecuente.
Aventureux (adj)
Aventurier (sust)
Diagnostic (sust.)
Aventurier (sust)
Pènitentiaire (adj)
Pénitencier (sust)
Pronostic (sust.)
Pronostique (adj.)

b) Los falsos amigos debido a divergencias semánticas de carácter estilístico.
Estos Fas se articulan en torno a determinadas estructuras y, muy en concreto, a la colocación de determinadas palabras en la oración; nos referimos, claro está, a un grupo específico de adjetivos.
Avoir à faire
(obligación)
Avoir affaire [à]
(tratar con)
Avoir affaire [de]
(tener necesidad de [en los textos literarios antiguos]
Parce que
(porque)
Par ce que
(por lo que)
Peut être
(puede ser / puede darse)
Peut-être
( quizás/tal vez)
Plus tôt
(antes, más temprano)
Plutôt
( más bien)
Pourtant
(sin embargo)
Pour tant [de]
( debido a tanto/a)

En lo que se refiere al valor semántico del adjetivo en función de su colocación con respecto al núcleo del que depende, existe un gran paralelismo entre el francés y el español.
Estos adjetivos suelen ser conocidos por el carácter “gracioso” que conlleva la posibilidad de alterar sus significados en función de su colocación. La mayoría de los manuales que trata este tema, señala invariablemente los siguientes: bon, brave, certain, común, grand, honnête, pauvre, triste…, pero la lista no se detiene aquí. Por nuestra parte, añadiremos dos más: faux y méchant:
Un air faux
(hipócrita
Un faux air de
(bajo las apariencias de)
Un méchant avocat
(un abogado sin talento)
Un avocat méchant
( un abogado que trata de hacer daño)

c) Los Fas debido a divergencias semánticas de carácter diacrónico.
La evolución semántica de un término debido al fenómeno de la diacronía es un hecho harto conocido porque ¿quién, al traducir textos literarios antiguos, no ha cometido ese tipo de “metedura la pata” que consiste en dar el sentido actual a una palabra que, en su momento, es decir, cuando fue escrita hace mucho tiempo, tenía uno muy distinto? En efecto, con el paso del tiempo, la evolución de la sociedad y des costumbres…algunas palabras han evolucionado semánticamente hasta el punto de que, en determinadas circunstancias su sentido primero ha sido sustituido por otro.
Entrada
Sentido primero
Sentido actual
Arriver
(arripare) alcanzar la orilla
Llegar
Traire
(trahere) sacar
Ordeñar (sacar la leche)
Pas (sust.)
(passus) paso
No (adv.), paso (sust.)
Casar [se]
Poner en casa
Contraer matrimonio.

d) Los Fas debido a divergencias semánticas de carácter diacrónico.
Cuando un idioma se sale de las fronteras de donde se ha fraguado, bien por la lejanía, bien por la evolución natural inherente a su propia autonomía, bien por la presión interna y externa de otros idiomas, ocurre que determinados vocablos se han mantenido intactos con respecto a su ortografía y pronunciación pero han ido gradualmente adquiriendo distintos significados. Este fenómeno se ha puesto de manifiesto, como no podía ser de otra manera, en el marco de la comunicación entre los países que constituyen la francofonía (los D.O.M. y T.O.M).Puede resultar peligroso este tipo de homofonía y homografía si no se tiene en cuenta el lugar de donde proceden o se usan.

En las Antillas
En Francia
savant
Rusé
Être hardi
Être insolent
Pistache
Cacahouète

En Haití
En Francia
Figue
Banane
Patate
Patate douce

En Guadalupe
En Francia
Dalle
Rigole

Isla de La Reunión/ San Mauricio
En francia
Anneaux
Boucles d’oreille
Casser
Cueillir
Parasol
Parapluie

En la antiguas colonias de África
En Francia
Bilan
Rumeur
Fréquenter
Aller à l’école
Avoir la bouche sucrée
Être un beau parleur

En Canadá
En Francia
Conclure
Bâcler
Film
Pellicule
Gosses
Couilles

En Bélgica
En Francia
Bourgmestre
Maire
Collocation
Internement, emprisonnement

En Suiza romanda
En Francia
Chausson
Sosquettes
Gymnase
Lycée
Maturité
Baccalauréat

e) Los Fas debido a divergencias semánticas inherentes al regionalismo o idiolecto
· Los Fas debido a divergencias semánticas de carácter regionalista.
Para encontrar estas divergencias semánticas, no hace falta ir muy lejos. Este fenómeno también se da en algunas regiones de Francia, como, por ejemplo, en Provenza, donde todavía se usa un léxico con ese tipo de desajuste.
Adieu
Bonjour
Drapeaux
Couches de bébé
Pois
Haricots verts

· .Los Fas debido a divergencias semánticas de carácter idiolectal
Se trata del uso y del sentido particular que le da un autor a una serie de palabras o expresiones que, bajo su pluma, adquieren un plus semántico con respecto a la norma establecida. No es un hecho aislado, lo encontramos con frecuencia en los textos filosóficos y también en las novelas. Se convierten en Fas cuando no se identifican como lo que son y se interpretan con el sentido general que les concede los diccionarios monolingües.






2. Los falsos amigos en el contexto interlingüístico

Siendo el francés y el español primos hermanos por su origen común, y dado que la proporción de los verdaderos amigos frente a los falsos amigos es infinitamente abrumadora, existe una gran tentación en traducir un término por aquella palabra que gráficamente o en su pronunciación tiene un abrumador parecido entre ambas lenguas.
Palabra francesa
Falso amigo de la palabra en español
Significado de la palabra francesa
Apprendre
Aprender
Enseñar
Carnet
Carnet
Libreta
Carte
Carta
Carta (para jugar), tarjeta, mapa
Rester
Restar
Quedar(se)
Cigale
Cigala
Cigarra
Crier
Criar
Gritar
Débile
Débil
Idiota
Depuis
Después
Desde
Dos
Dos
Espalda
Enfermer
Enfermar
Encerrar
Entendre
Entender
Oír
Équipage
Equipaje
Tripulación
Manche
Mancha
Manga
Nombre
Nombre
Número
Arrêter
Arrestar
Detener
Bâtir
Batir
Construir
Cadenas
Cadenas
Candado
Clavier
Clavel
Teclado
Coller
Colar
Pegar (pegamento)
Constipé
Constipado
Estreñido
Demander
Demandar
Pedir, preguntar
Décade
Década
Período de 10 días
Discuter
Discutir
Hablar
Embarras
Embarazo
Molestia
Embrasser
Abrazar
Besar
Inversion
Inversión
Inversión (orden)
Large
Largo
Ancho
Placer
Placer
Poner, colocar
Pourtant
Por lo tanto
Sin embargo
Prendre
Prender
Coger, agarrar
Quitter
Quitar
Dejar
Rare
Raro
Escaso
Salir
Salir
Ensuciar
Sentir
Sentir
Oler
Serment
Sermón
Juramento
Sillon
Sillón
Surco
Soigner
Soñar
Cuidar
Sol
Sol
Suelo
Sombre
Sombra
Oscuro
Subir
Subir
Sufrir
Tântot
Tanto
Dentro de poco, hace poco, unas veces
Toutefois
Todavía
Sin embargo
Ver
Ver
Gusano
Voler
Volar
Robar
Épaule
Espalda
Hombre
Aiguë
Agua
Aguda, afilada
Aisance
Esencia
Facilidad, soltura
Attendre
Atender
Esperar
Autel
Hotel
Altar
Armée
Armada
Ejército
Bizarre
Bizarro
Raro
Chat
Chat
Gato
Con
Con
Idiota
Course
Curso
Carrera, trayecto, compra
Être désolé
Desolado
Lamentar
Entretenir
Entretener
Mantener, conservar, conversar
Entretien
Entretiempo
Mantenimiento, conversación
Espérer
Esperar
Anhelar
Faux titre
Falso título
Anteportada
Fatigue
Fatiga
Desgaste
Folie
Folio
Locura
Gâteau
Gato
Pastel, galleta
Jubilation
Jubilación
Júbilo, alegría
Langoustine
Langostino
Cigala
Maison
Mansión
Casa
Menteur
Mentor
Mentiroso
Nouvelle
Novela
Nueva
Ombre
Hombre
Sombra
Outil
Útil (adj)
Herramienta
Personne
Persona
Nadie
Porte
Porte
Puerta
Provence
Provincia
Provenza (región del sur de Francia)
Râteau
Rato
Rastrillo
Ravin
Rabino
Barranco
Ravisseur
Revisor
Secuestrador(a)
Rayon
Rayón
Rayo, radio, estante, sección de una tienda
Raz
Ras
Corriente marina
Réal
Real
Real (moneda)
Rebaisser
Rebasar
Rebajar
Rebâtir
Rebatir
Reedificar
Recel
Recelo
Encubrimiento
Régaler
Regalar
Nivelar un terreno
Regard
Regar
Mirada
Régie
Regio
Concesión administrativa, productora de espectáculos
Repas
Repaso
Comida
Repérer
Reparar
Señalar, localizar
Reprendre
Reprender
Retomar
Retraite
Retrete
Jubilación, retiro
Retraiter
Retratar
Reprocesar
Rêves
Revés
Sueños
Roman
Romano
Novela
Ruse
Ruso
Astucia
Salaud
Salud
Bastardo
Sur
Sur
Sobre (prep)
Table
Tabla
Mesa
Templier
Templar
Templario (caballero)
Très
Tres
Muy
Facteur
Factor
Cartero
Fée
Fe
Hada
Fiancé
Fianza
Novio
Figure
Figura
Cara
Gourdure
Gordura
Cantimplora
Grille
Grillo
Verja
Hanche
Ancho
Cadera
Madre
Madre
Malicioso
Malle
Malla
Baúl
Marron
Marrón
Castaña
Mater
Matar
Resolver
Messe
Mes
Misa
Millésime
Milésima
Cosecha
Mules
Mulas
Zapatillas
Pate
Paté
Pasta
Paysan
Paisano
Pueblerino
Pellicule
Película
Retícula de la uña
Pisser
Pisar
Orinar
Piston
Pistón
Enchufe
Prope
Propio
Limpio
Recette
Receta
Recaudación
Répéter
Repetir
Ensayar
Serviette
Servilleta
Toalla
Timbre
Timbre
Sello
Bigot
Bigote
Beato
Costume
Costumbre
Traje
Contester
Contestar
Protestar
Défendre
Defender
Prohibir
Défendu
Defendido
Prohibido
Degout
Degustar
Repugnancia
Doubler
Doblar
Adelantar
Collége
Colegio
Instituto

FALSOS AMIGOS Y CALCOS INNECESARIOS: BINOMIO RECURRENTE EN LA TRADUCCIÓN JURÍDICA DEL FRANCÉS AL ESPAÑOL.
La especificidad del ámbito jurídico frente a los otros campos de la traducción especializada se halla en ausencia de referentes universales, al ser éste un dominio disciplinar marcado por el carácter unicultural. Este hecho propicia que suela cuestionarse la posibilidad de traducir la materia jurídica arguyendo que las realidades descritas en el TO son, por lo general, propias de la cultura de partida y carecen de equivalente en la receptora.
Para vencer dicha dificultad se emplea, en la práctica traductora, distintos procedimientos que cuentan con diferentes grados de aceptación. Algunos de estos se caracterizan por favorecer la literalidad. No conviene olvidar que uno de los preceptos secularmente propujnados al verter el Derecho es el respeto a la letra. Tal planteamiento justifica el uso de los llamados procedimientos de traducción directa, en este ámbito es la traducción. El calco se convierte, así, en una solución ampliamente practicada por los traductores jurídicos y abiertamente aceptada por los propios juristas; llegando a recurrir a éste (“Corte de Casación” para Cour de cassation) incluso cuando ya existe un equivalente funcional aceptado (Tribunal Supremo francés).
No obstante, si bien es cierto que el calco es un procedimiento legítimo y, en ocasiones, si no el único si quizás el de uso más sensato y, por consiguiente, el más empleado para hacer frente a la ausencia de equivalente; también es preciso recordar que muchas veces se usa de forma abusiva e injustificada cuando ya existe un equivalente constatado en el equivalente de llegada, De hecho, los límites en el empleo del calco han de estar marcados por el fenómeno de los falsos amigos y por la existencia de un término en LT que pueda crear una polisemia falsa y, en consecuencia, un falso sentido. Así, el empleo del calco, “Tribunal Correccional” para el francés Tribunal correctionnel puede generar errores de comprensión al asociar la jurisdicción gala con un tribunal para menores.
En realidad, cuando se tiene escasa confianza sobre la propia actuación traductora – lo que suele ocurrir cuando se empieza a traducir en derecho – caer en la tentación del calco (indebido) o sucumbir ante los falsos amigos sucede con frecuencia.
· Particularidades de la traductología jurídica y falsos amigos
Dentro del lenguaje jurídico se observan varias particularidades léxicas que facilitan la aparición de los falsos amigos. En su análisis del vocabulario jurídico francés, aunque también puede hacerse extensivo el español Cornú propone una distinción entre dos categorías de términos: los de pertenencia exclusiva, sin empleo fuera el campo jurídico, y los de doble pertenencia, ya que aunque en apariencia pertenecen a la lengua común poseen otra acepción especializada cuando se utilizan en lenguaje jurídico.
El Derecho se caracteriza por adoptar una gran cantidad de términos de la lengua común y dotarlos de una acepción significativa especializada. Un alto porcentaje del vocabulario jurídico está compuesto por términos del léxico común o de otros campos especializados que el Derecho modula semánticamente con acepciones propias. Su naturaleza social y su estrecha vinculación con lo cotidiano convierten al Derecho en uno de los campos especializados en los que actúa más intensamente la transferencia e intercambio entre léxico especializado y general. Al penetrar en la esfera del Derecho este léxico general sufre una especie de mutación que es fuente de precisión técnica y, al mismo tiempo, de malentendidos para el no conocedor. Esta gran proximidad léxica entre lenguaje especializado y lengua general provoca frecuentes interferencias en la comprensión que impiden la descodificación correcta del mensaje por parte del traductor. Se generan, así, interpretaciones erróneas de las que surgen calcos indebidos y falsos amigos; por ejemplo, contradictoire significa “en presencia de las partes implicadas”; el aprendiz lo entiende en su acepción general de “antinómico” y lo traduce como “juicio contradictorio”, en lugar de “juicio de partes”.
Evidentemente, estos escollos se resolverían en la consulta de diccionarios, pero el aprendiz baja la guardia y se confía ante “palabras conocidas”. Así pues, la existencia de términos de doble pertenencia en lenguaje jurídico francés términos que no siempre tienen un equivalente literal en castellano, no solo es fuente de incomprensibilidad sino que también puede acarrear la aparición de falsos amigos. En concreto, suelen darse dos grandes grupos de casos.
Por un lado, los términos aparentemente generales, que tienen su significado principal en la lengua común (doute o rejeter, al igual que “plazo” o “parte”), pero con un significado técnico muy preciso construido por el jurista. El problema se halla, pues, en su apariencia familiar. Al aprendiz no le resulta fácil discernir en qué momento un elemento léxico dado deja de pertenecer al lenguaje común (débat = debate) para convertirse en término (débats = vista oral). Al no identificar débats como término, éste se queda con la equivalencia en lengua común (debates) incurriendo en un calco injustificado, resultado de un falso amigo en lenguaje jurídico. La problemática real se encuentra en el hecho de que un término délfico débats como término, éste se queda con la equivalencia en lengua común (debates) incurriendo en un calco injustificado, resultado de un falso amigo en lenguaje jurídico. La problemática real se encuentra en el hecho de que un término délfico (débats) puede presentar en LT un equivalente críptico (vista oral).
Por otro lado, términos aparentemente generales forman parte del ámbito jurídico, es decir, se trata de términos que el aprendiz sí identifica como poseedores de una acepción especializada (témoignage, gage). El problema no radica ahora en la existencia de un equivalente críptico en LT, como sucedía antes, sino en el hecho de que su equivalente délfico en lengua de llegada no tiene analogía formal. Surge de nuevo el riesgo del falso amigo ante la tendencia a conformarse con la equivalencia literal, como ocurre con la traducción de faute por “falta” en lugar de “culpa” (lo que en el ámbito civil resulta totalmente erróneo).
Los términos jurídicos puros – o crípticos- , por su parte, pueden poseer una o varias acepciones significativas pero siempre dentro de este ámbito especializado. En esta ocasión, el aprendiz identifica con facilidad el término jurídico como tal; el problema sobreviene, sin embargo, a la hora de localizar el equivalente en LT y verificar si se trata de una equivalencia total o parcial. Sin duda, la dificultad mayor viene provocada por los falsos amigos parciales: términos polisémicos que comparten la característica principal aunque presentan otras acepciones no compartidas. En estos casos el riesgo de los falsos amigos es mucho mayor en cuanto que la traducción a la que inducen suele ser totalmente plausible en dicho contexto. Un ejemplo claro es el de magistrat, que en lenguaje jurídico francés no tiene obligatoriamente el significado de juez. El término designa tanto a aquellos que tienen la acción de juzgar (juges judiciares o magistrats du siège) como a aquellos que no la tienen (magistrats du parquet, es decir, los fiscales). Evidentemente, para el aprendiz siempre nos hallaremos ante “magistrados” en el sentido castellano del término con lo que vuelva a aparecer el falso amigo.

Bibliografía

----


• Méli-mélo [en línea]. Disponible en World Wide Web: http://www.geocities.com/jesalgadom/idiomas_falsos_amigos_fr_es.html Consultado: 3 de enero de 2009.


• Elenet [en línea]. Disponible en World Wide Web: http://elenet.org/falsosamigos/falsosamigosfrances.asp Consultado: 3 de enero de 2009.

• Wikipedia [en línea]. Disponible en World Wide Web: http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_falsos_amigos Consultado: 4 de enero de 2009.

• QPROQUO [en línea]. Disponible en World Wide Web: https://www.qproquo.com/libros/DICCIONARIO-FRANCES-ESPANOL-DE-FALSOS-AMIGOS/237798/978-84-7908-357-1 Consultado: 4 de enero de 2009.

• Martínez de Sousa, José. “La escritura”. En: Manual de estilo de la lengua española. Ediciones Trea, S. L. Pag. 671. ISBN: 84-9704-022-8.