Olga de la Concepción Mata
Adriana Herrero García
Adriana Peña Blanco


Restitución de expresiones idiomáticas




Resumen




1) Introducción

En este primer apartado definiremos el concepto de expresión idiomática y explicaremos brevemente el origen de estas expresiones. Además explicaremos los diferentes términos que se utilizan para designarlas y si su uso es correcto o no.

2) Características y clasificación de las expresiones idiomáticas

En este punto realizaremos una amplia clasificación de los diferentes tipos de expresiones idiomáticas.

3) Estrategias para la restitución de las expresiones idiomáticas

Siguiendo la clasificación realizada en el punto 2, explicaremos los posibles métodos de traducción que existen para cada tipo.

4) Fuentes de consulta

En este punto, aportaremos una lista de recursos y enlaces externos útiles para la traducción de las expresiones idiomáticas.

5) Bibliografía


6) Ejercicios para practicar las expresiones idiomáticas


1) Introducción



Definición


Las expresiones idiomáticas son secuencias de varias palabras cuyo significado no es compositivo, es decir, el significado de la expresión no se deriva del de sus componentes, si no que las expresiones idiomáticas significan en todo su conjunto. Constan de por lo menos dos palabras y admiten normalmente una interpretación literal y otra figurada, aunque la interpretación preferente suele ser la figurada.
Las expresiones idiomáticas forman parte del vocabulario particular de una lengua y, aunque suele ser lo último que se aprende en dicha lengua extranjera, resultan fundamentales para expresarse con naturalidad. También hay que saber que una misma expresión idiomática puede tener varios significados según el contexto en el que se encuentre la oración.

Además de lo anterior y según autores como CARTER (1987), CORPAS (1997), ROMERA (1993), BAHNS (1993) o HIGUERAS (1996) este tipo de expresiones, que están formadas por dos o más palabras, en general no permiten cambios en el orden de sus elementos, ni alteración en el número de sus componentes, ni conversiones a pasiva, ni derivaciones, ni sustitución por sinónimos, ni cambios en la gradación del adjetivo, etc.

Por otra parte, las expresiones idiomáticas siempre han supuesto un gran problema a la hora de traducirlas a otro idioma, ya que si lo hacemos palabra por palabra obtendremos un significado confuso e incluso absurdo, por lo que no deberán traducirse literalmente. Sin embargo, en dicho idioma existirán otras expresiones que evoquen las mismas ideas con otras palabras. Por ello, más adelante explicaremos en profundidad y ejemplificaremos las posibilidades de traducción que existen para este tipo de expresiones.



Origen


Las expresiones idiomáticas tienen, en la gran mayoría de los casos, un origen retórico. En casi todas las expresiones idiomáticas debió haber inicialmente una expresión novedosa, una figura poética atractiva que favoreció su aceptación original. Sin embargo, con el paso del tiempo, estas expresiones perdieron su figura retórica y se fueron empleando en su sentido figurado, se adoptaron en una lengua determinada como algo natural. Es muy curioso intentar rastrar el origen de estas frases y modismos, intentar reconstruir el contexto cultural en el que surgieron y el camino seguido hasta terminar significando lo que hoy significan pues su origen o procedencia suele encontrarse en leyendas, sucesos, costumbres, juegos populares ya desaparecidos, refranes e incluso supersticiones.



Variedad de términos

Por otra parte, el término expresión idiomática convive junto con muchos otros términos como modismo, idiotismo, giro, frase hecha, refrán etc. Muchas veces estos términos se confunden o se utilizan indistintamente, pero ninguno de ellos hace referencia al mismo fenómeno lingüístico. Aunque muchas veces expresión idiomática se confunde con el término modismo este en realidad está incluido, al igual que los demás términos, dentro de las propias expresiones idiomáticas. Esta confusión se debe a que la mayoría de los tipos de expresiones idiomáticas se parecen mucho entre sí, pero siempre existe algún rasgo lingüístico, por pequeño que sea, que diferencia cada tipo de expresión.



2) Características y clasificación de las expresiones idiomáticas



Siguiendo a Zuloaga, presentamos un breve resumen de las características de las expresiones idiomáticas:

  • Son parte del saber lingüístico de la comunidad.
  • Están institucionalizadas, estandarizadas y convencionalizadas.
  • Son fijadas arbitrariamente, por el uso repetido en la comunidad lingüística respectiva, es decir, son reproducidas al hablar como construcciones previamente hechas.
  • Las define alguna forma de fijación, es decir, en las unidades fraseológicas está suspendida alguna regla de combinación de los elementos del discurso.
  • Se destacan por su estructura material, por su iconidad y por sus rasgos semánticos peculiares, por comentarios metalingüísticos y por emplearse de forma recortada.
  • A pesar de la fijación -su rasgo definitorio-, las unidades fraseológicas se emplean alteradas o modificadas por su estructura interna - es decir, en el inventario de sus componentes o en el orden, en la cohesion, las categorías gramaticales de los mismos - o en su combinabilidad con otros elementos del discurso.
  • Son construcciones cortas
  • Dan un relieve al mensaje, al texto o al segmento de texto en que se empleen.
  • Presentan un contenido mediante una imagen concreta de orden visual. Tienen pues, un significado literal -la imagén- y un sentido metafórico -idiomático o semi-idiomático.

Según HIGUERAS (1996), siguiendo a SEVILLA y ARROYO (1993), podemos clasificar las expresiones idiomáticas en los siguientes tipos:

Modismo:
Expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman.
Ej. A troche y moche.

Idiotismo:
Giro o expresión propio de una lengua que no se ajusta a las reglas gramaticales.
Ej. A ojos vistas.

Locuciones:
Una locución es la expresión pluriverbal, fija e idiomática que no forma una oración cabal y funciona como un elemento oracional. Dentro de las locuciones podemos distinguir:

• Locuciones conjuntivas: equivalen a una conjunción y no admiten variación.
Ej. Con tal de que - Pourvu que

• Locuciones prepositivas: equivalen a una preposición y no admiten variación. A veces también se denominan
locuciones conexivas.
Ej. Ir en pos de – Être en quête de

• Locuciones adverbiales: equivalen a un adverbio y admiten pocas variaciones.
Ej. A tontas y a locas - À tort et à travers

• Locuciones predicativas: equivalen a un predicado; es decir, a un verbo no copulativo más los
los complementos que precise. En otras palabras, no siempre equivalen sólo a un verbo sino a todo un
predicado.
Ej. Tomar el pelo

• Locuciones atributivas: equivalen a un verbo predicativo o semi-predicativo y su atributo.
Ej. Estar sin blanca. Ser un viejo verde

• Locuciones nominales: equivalen a un nombre. A diferencia de las combinaciones sintagmáticas,
son semánticamente opacas y no admiten muchas variaciones
Ej. Una puesta en escena – Une mise en scène

• Locuciones adjetivas: equivalen a un adjetivo.
Ej. Un razonamiento a priori – Un raisonnement à priori

• Clichés:
Un cliché es un sintagma nominal que contiene una metáfora que era expresiva en sus orígenes pero que se ha trivializado y codificado por su uso frecuente. Con frecuencia, su significado se deriva de la suma semántica de las partes que lo constituyen. En el caso contrario, algunos rasgos del contexto lingüístico o social ayudarían a la interpretación.
Ej. Las perlas de su boca

• Comparaciones fijadas:
Son expresiones con una clara construcción comparativa que contienen un verbo conjugado. También se las denomina símiles idiomáticos.
Ej. Ser más terco que una mula

• Frases hechas:
Se insertan en el discurso como una pieza única que no ofrece posibilidades de cambios en ninguno de sus elementos ni de inserción de otros. Son expresiones complejas, de carácter estable, en las que al menos entran dos palabras. Tienen un alto valor metafórico y carecen de carácter moralizante, lo cual las diferencia de las frases proverbiales. Casi todos los autores coinciden en definirlas como: «ciertas frases y modos de hablar particulares a la lengua de cada nación». Por lo tanto, son intraducibles.
Ej. Donde Cristo dio las tres voces

• Timos o muletillas:
Son juegos de palabras con rima interna, cuyo sentido está basado en los efectos fonéticos. La primera parte es, generalmente, un verbo y alude a una realidad inmediata. La segunda parte suele ser un nombre propio que rima con el anterior.
Ej. De eso nada, monada.
Ej. Una y no más, Santo Tomás.

• Complejos fraseológicos con casillas vacías:
Son construcciones que contienen una estructura idiomática estable, pero que ofrecen una o más casillas vacías que pueden ser rellenadas solamente por palabras pertenecientes a determinadas categorías semánticas o gramaticales.
Ej. A tiro/golpe/puñetazo limpio.


3) Estrategias de traducción




Estrategias para traducir modismos e idiotismos


Como hemos visto anteriormente, la principal diferencia entre un modismo y un idiotismo es la gradación en la afinidad que tienen al correcto uso gramatical de la lengua. El modismo puede apartarse un poco, pero el idiotismo es contrario a las reglas gramaticales, y puede parecer que no tiene mucho sentido a primera vista.

Los tratamos en el mismo apartado porque desde el punto de vista de la traducción no guardan diferencia. La estrategia sería exactamente la misma. Desde este punto al hablar de modismos estaremos indicando a ambos; modismos e idiotismos.

La traducción de los modismos es algo que suele conllevar inevitablemente una pérdida (aunque en ocasiones esta sea leve) de información semántica y quizás también estilística, debido a su particular identidad y estructura. Puede tener equivalente o no en otra lengua, pero por definición se descarta la traducción literal pues los modismos son expresiones privativas de una lengua. De aquí se deduce quizás también el aspecto de pérdida de información estilística y connotativa, ya que aunque un modismo tenga una expresión equivalente en una lengua, las palabras que componen ese equivalente diferirán en matices y en evocaciones mentales, a pesar de que el significado general de la expresión sea equivalente. Quizás entendamos esto mejor con un ejemplo:

• “Être livré a soi-même”: Abandonado a su suerte.

Vemos la equivalencia de semántica en ambos idiomas, pero he aquí el punto antes referido: ¿evoca exactamente lo mismo el modismo francés a un francófono que el modismo español a un hispanohablante? A pesar de que los modismos tienen un significado general establecido a lo largo de la historia y el uso de la lengua, “être livré a soi-même” contiene un rasgo connotativo importante, a saber: “a pesar de estar en una pésima situación, depende de sí mismo, de lo que él mismo pueda llegar a hacer (“soi-même”), y sin embargo el modismo español palia este matiz de autosuficiencia, de esperanza en las posibilidades de uno mismo, utilizando la palabra “suerte”, de la cual se infiere que el sujeto que esta en esa situación sin esperanza no puede hacer nada; este equivalente en español lo deja todo a la suerte… al azar, al destino, a lo que sea que tenga que pasar.

Esta reflexión no parece demasiado útil desde el punto de vista práctico pues si existe un equivalente de este tipo en otra lengua, lo más sensato será utilizarlo, pero es interesante desde el punto de vista teórico, nos hace tener presente que las lenguas han tenido una evolución distinta y que la traducción en definitiva debería centrarse en la semántica connotativa, interna, en la evocación de cada término para los usuarios de las distintas lenguas.

Además nos ayudará a entender la clasificación que hacen Nida y Taber en su estudio “La traducción, teoría y práctica” en cuanto a las modificaciones que toman lugar a la hora de traducir los modismos.

Son las siguientes:

- De modismos a no modismos: cuando un modismo de la lengua origen no tiene equivalente en la lengua meta, se debería sustituir el modismo por una paráfrasis equivalente que perdería todo parecido formal y estilístico con un modismo, pero conservaría el aspecto semántico.

Ej.: “Avoir du plomb dans l’aile”: Estar en dificultades.
“Être une fleur bleue”: Ser romántico.

- De modismos a modismos: cuando ambas lenguas poseen un modismo equivalente. No hay, pues, problema alguno, se usa el equivalente.

Ej.: “Faire l’école buissioniere”: Hacer novillos.
“Les choses de la vie”: Cosas que pasan.
“Un besoin natural”: Necesidades fisiológicas.

- De no modismos a modismos: esta última opción resulta sin duda un tanto controvertida. Un caso de utilización sería cuando anteriormente en el texto a traducir hemos encontrado un modismo sin equivalente y hemos tenido que parafrasearlo, y algo más adelante en el texto, para tratar de recuperar ese valor formal, connotativo y estilístico perdido anteriormente, introducimos un modismo en el texto meta a partir de una expresión apropiada del texto origen (la cual no es un modismo, lógicamente). La pérdida de uno nos impulsa a reflejar otro en el texto.



Estrategias para traducir locuciones


Las locuciones no presentan tantos problemas como los modismos e idiotismos a la hora de traducirlos, puesto que uno de sus rasgos más importantes es que no son privativos de una lengua. Por esto, suelen tener casi siempre equivalencia en otras lenguas.

Las locuciones conjuntivas, interjectivas y prepositivas no presentarían más problema que los ordinarios en una traducción; tener cuidado de utilizar el equivalente adecuado en cuanto al contexto, al registro y al uso, ya que normalmente suele haber más de una opción.

Por ejemplo, la locución interjectiva “Qu’est ce que ça veut dire?” que expresa amenaza o advertencia ante la conducta de alguien, tiene su traducción en “¿qué quiere decir eso?”.

Las locuciones nominales se pueden traducir fácilmente por su equivalente, como por ejemplo: “Une mise en scène” por “una puesta en escena”. Lo mismo ocurre con las locuciones adjetivas: "Un raisonnement a priori" por "un razonamiento a priori", y las locuciones adverbiales: “À tort et à traves” por “A tontas y a locas”.



Estrategias para traducir clichés (estereotipos)


Como sabemos el principal rasgo que diferencia a los clichés de las demás expresiones idiomáticas es que suele ser un sintagma nominal con una metáfora, y tiene también el rasgo indiscutible de ser un elemento conocido, todo cliché por definición expresa una idea manida, algo que ya se ha visto muchas veces, un estereotipo.

En cualquier caso, a la hora de traducirlos debemos tener presente el hecho de que el significado de un estereotipo se deduce de la suma de los significados de los elementos que lo forman (teniendo en cuenta, claro está, que se trata de una metáfora, pero es una metáfora que normalmente se puede transpolar a otros idiomas, pues se juega con las ideas, no con las palabras) además de llevar la etiqueta de cliché siempre puesta. Lo veremos quizás mejor con un ejemplo:

• Las perlas de tu boca por “Les perles de ta bouche”

¿Qué ocurre? El texto original usa un cliché por el motivo que sea y el traductor, antes de nada, debe saber reconocerlo. Aunque incluso sin reconocerlo como estereotipo la traducción probablemente resultase acertada, pues es en realidad la traducción de una metáfora de ideas que (salvo casos extremos en los que las culturas sean totalmente diferentes, que no es el nuestro) aceptará a menudo una traducción literal para expresar el mismo juego de ideas en otra lengua.

El saber reconocer el estereotipo nos sirve porque nos proporciona información de campo, nos ofrece un dato más sobre la intención del texto origen.

Podemos encontrarnos también con un estereotipo propio de una cultura que no sea entendido como tal por otra. Entonces sería en realidad una metáfora pero perdería la cualidad de expresión manida y fija. Esto no suele suceder, pues aún siendo una expresión particular de un grupo de hablantes, el hecho de que sea un estereotipo lo hará probablemente traspasar las fronteras, al menos las más cercanas, como ocurre en el caso de Francia y España.

Si ocurre que al expresar la metáfora de un estereotipo en otra lengua esta no es identificada por los usuarios de esa lengua como estereotipo (y al ocurrir así, existe además un pequeño riesgo de que la metáfora no sea entendida tampoco, según lo clara que esté la imagen y la intensidad de los rasgos culturales que influyen) porque el estereotipo alude a ideas arraigadas en las costumbres y rasgos culturales de la lengua origen, probablemente la mejor opción sería traducir la metáfora, y añadir una nota del traductor en la que se debería esclarecer su significado (en el caso de que fuese de difícil comprensión) y además ser identificada como estereotipo en la cultura de la lengua origen.
Pero, como hemos dicho, este caso es bastante más difícil de encontrar en países vecinos, como Francia y España.



Estrategias para traducir comparaciones fijadas


El principal rasgo diferenciador de las comparaciones es, valga la redundancia, que poseen una estructura claramente comparativa. A la hora de traducir, deben seguirse distintas estrategias según el caso con el que nos encontremos.

Podemos encontrarnos con comparaciones muy fáciles de traducir, son comparaciones equivalentes y ampliamente conocidas que se pueden traducir literalmente, como por ejemplo:

•“Être blanc comme la neige”: Ser blanco como la nieve

También podemos encontrarnos con comparaciones equivalentes pero que no se pueden traducir literalmente. Son equivalentes porque expresan la misma idea, pero no se pueden traducir literalmente porque lo expresan con palabras distintas. Es lo que ocurría, si recordamos, con los modismos. La estrategia, por tanto, es la misma: Encontrar esa expresión equivalente y usarla.

Aquí la dificultad radica en el hecho de que el traductor reconozca rápidamente la comparación y sospeche de la existencia de un equivalente. Algunas comparaciones son muy evidentes, como por ejemplo:

• “Boire comme un polonnais”: Beber como un cosaco

Sin embargo otras comparaciones pueden ser más difíciles de identificar, y existe un gran riesgo para el traductor pues si este no la reconoce (quizás porque la interpreta de otra forma dentro de su contexto) como una comparación fijada que tiene un equivalente, lo que hará será traducirla literalmente y cometerá un error grave, pues esta metedura de pata tendrá consecuencias semánticas y/o estilísticas.

Y claro está, el tercer caso, similar al de la traducción de modismos: ¿cómo traducimos una comparación fijada sin equivalencia?

Pues la estrategia es similar también: parafraseando y tratando de recuperar la información estilista y connotativa perdida en otra parte del texto.



Estrategias para traducir muletillas


Una muletilla es, según la Real Academia Española, “voz o frase que se repite mucho por hábito”. De acuerdo con esto, su principal rasgo es la repetición en el discurso de un usuario de una lengua. Sin embargo su traducción depende de otros aspectos. Si, por ejemplo, la muletilla es un insulto, una expresión malsonante o algo por el estilo, probablemente tenga equivalente y no guarde más problema. Si la muletilla es una interjección, ocurrirá lo mismo. El único problema que puede llegarle al traductor es cuando se trata de una muletilla que es a su vez una expresión idiomática (esto puede ocurrir porque hay muletillas de carácter particular, propio, de un único usuario, imaginemos por ejemplo que tenemos que traducir una novela cuyo personaje principal usa repetidamente el modismo “les choses de la vie”, es decir “cosas que pasan"), en cuyo caso, se explicará la estrategia a seguir en el apartado correspondiente.


Estrategias para traducir timos


En principio son expresiones cuyo significado esta fuertemente basado en la aliteración y en la rima. Todos hemos oído alguna vez “no te enrolles, Charles Boyer", "y a otra cosa, mariposa", o "echa el freno, Magdaleno". En francés, por supuesto, son similares en cuanto a la forma y a la connotación, al registro de uso, etcétera, pero por supuesto no todos los timos tienen equivalencia. Algunos tienen equivalencia total, otros parcial (difieren según contextos de uso) y otros simplemente no tienen equivalencia. Además a la hora de decidir entre los posibles equivalentes el traductor tiene que estar pendiente de varias cosas: de mantener la rima, la connotación (también muy importante), etcétera.

Tomemos un primer ejemplo, la expresión francesa “un peu, mon neveu” expresa en un registro familiar y mediante rima el significado de “por supuesto que sí”, “evidentemente”. En este ejemplo no existe equivalente, al menos no uno ampliamente conocido, por lo que el traductor puede traducirlo tratando de mantener la connotación y el estilo a pesar de todo. Por ejemplo: "¡Eso ni se pregunta!". La controvertida opción de la compensación en otro punto del texto queda también a discreción del traductor.

Tomemos otro ejemplo, la expresión francesa “Tu parles, Charles", que expresa incredulidad, también con rima y en registro coloquial. En este caso existen varios equivalentes parciales, que podrían servir según el contexto:

• Menos coña, cara roña – Este equivalente parcial incluye una expresión malsonante y es ofensivo, ambas cosas a tener en cuenta para su adecuación al contexto.

• De eso nada, monada – Este equivalente parcial es mas suave que el anterior.

• Tururú, del Marabú – Este equivalente parcial tiene una connotación distinta a los anteriores.

Y tomemos, para finalizar el ejemplo que posee equivalente, el timo “tout juste, Auguste", que en español equivale a “ahí le has dao, Menelao”.



Estrategias para traducir complejos fraseológicos


En el caso de los complejos fraseológicos, no es necesario mencionar ninguna estrategia en particular, según el caso se podrá seguir alguna de las estrategias ya comentadas, pues el rasgo principal de los complejos fraseológicos es que alguno de los términos de la expresión es susceptible de ser sustituido por otro término perteneciente a una determinada categoría gramatical o semántica, como por ejemplo, un sinónimo.


4) Fuentes de consulta




Uno de los escollos que el traductor tiene que salvar continuamente, son los elementos fijos que contienen una estructura peculiar y que los convierte en singulares. La comparación del inventario refranero, proverbial y popular en general de dos sociedades tan próximas geográficamente, como son la francesa y la española, nos ha permitido comparar su esencia como pueblos, sus rasgos comunes y sus características diferenciadoras, así como sus grados de lejanía o proximidad.

Si las expresiones fijas existen sin cambios en ambas comunidades, significa no sólo que es posible comunicar lo que se quiere transmitir de forma exacta, sino que podría rastrearse un origen común de las expresiones.
Por el contrario, las diferencias dan cuenta de los rasgos distintivos y personalidad de cada comunidad lingüística y de cómo cada sociedad ha ido expresando su identidad a través de su propia lengua.
Además, existe también la ausencia total de equivalencia idiomática, que se produce cuando la lengua de llegada carece de un equivalente literal o funcional para la expresión utilizada en la lengua de partida. En ese caso, es igualmente posible encontrar la manera de transmitir el mensaje y nosotros, como traductores o hablantes del otro idioma, deberemos encontrar la forma de transferir satisfactoriamente el mensaje.

Por lo general, se cumple que a mayor distancia entre los universos de las comunidades lingüísticas, mayor ausencia de equivalentes literales y mayor desafío para el traductor.
La escasez de monografías choca con la presencia constante de la metáfora lexicalizada como recurso lingüístico en el lenguaje humano, lo que implica que su tratamiento en las clases de idiomas sea un aspecto importante, no sólo porque es un mecanismo usual para la asignación referencial, sino también por las funciones pragmáticas y discursivas que desempeña.

Ante las dificultades con las que se encuentra el traductor, proponemos una recopilación de diccionarios monolingües y bilingües tanto de francés como de español.
De algunos de ellos de ellos incluimos un hipervínculo que conduce a páginas en las que se pueden comprar o consultar información sobre el tomo.



Diccionarios:


• Diccionario de modismos francés-español, Maria Teresa Lavanant Robin y Adela Fernandez Monedero. Disponible en: http://www.terminometro.info/ancien/b33/es/modimos_es.htm

• Expressions Idiomatiques francés-español. Espasa. Disponible en:
http://www.laislalibros.com/libros/EXPRESSIONS-IDIOMATIQUES-ESPASA-FRANCES-ESPANOL/L0452000006/978-84-670-0489-2

• Expresiones idiomáticas español-francés, francés-español, Universidad de Alicante. Disponible en:
http://www.primeravistalibros.com/fichaLibro.jsp?idLibro=85

• DOURNON, Jean-Yves (1986). Dictionnaire des proverbes et dictons de France. Paris, Hachette [Ouvrage couronné par l’Académie Française]. Disponible en:
http://www.priceminister.com/offer/buy/54660191/Le-Dictionnaire-Des-Proverbes-Et-Dictons-De-France-Le-Dictionnaire-Des-Proverbes-Et-Dictons-De-France-Livre.html

• GARCÍA-PELAYO y Gross, Roman. Dictionnaire moderne français-espagnol, Paris : Larousse, 1967

• LAFLEUR, Bruno (1979), Dictionnaire des locutions idiomatiques françaises. Ottawa, Canadá:

• MAZO, Esteban (1997). Diccionario bilingüe de locuciones y lenguaje figurado. Santander. América Grafiprint. Disponible en:
http://personales.mundivia.es/emazo/Emazo.htm

• RAT, Maurice. Dictionnaire des locutions françaises, París : Larousse, 1957. Disponible en:
http://www.amazon.ca/DICTIONNAIRE-EXPRESSIONS-LOCUTIONS-TRADITIONNELLES-MAURICE/dp/2035349222

• SECO, Manuel (2004). Diccionario fraseológico documentado del español actual, locuciones y modismos. Madrid: Aguilar. Disponible en:
http://www.priceminister.es/offer/buy/20602821/Andres-Olimpia-Diccionario-Fraseologico-Documentado-Del-Espanol-Actual-Locucion-Es-Y-Modismos-Espanoles-Libro.html



5) Bibliografía



· BCFINT.COM, Frases hechas del Idioma Francés [en línea]. Consultado en Febreo de 2010.
Disponible en: http://www.bcfint.com/frases_hechas_frances.html

• Blog de lengua española o bitácora de un hablante de castellano [en línea]. Consultado en diciembre de 2008. Disponible en:
<http://blog.lengua-e.com/2007/que-son-las-expresiones-idiomaticas/>

• DE LA PEÑA P., Alicia. Propuesta metodológica para enseñar expresiones idiomáticas. Revista Biblioteca 2005, n º 3, primer semestre 2005. Universidad Antonio de Nebrija.

· EL POLÍGLOTA.COM, Recursos de Idiomas para Estudiantes, "Frases hechas del Francés" [en línea]. Consultado en febrero de 2010. Disponible en: http://www.elpoliglota.com/franc%C3%A9s/v2/Fh1.asp Última consulta: Febrero de 2010.

· GOZALO DE ANDRÉS, Carmen. La meteorología en los modismos y frases hechas del lenguaje diario [en línea]. Consultado en febrero de 2010. Disponible en: <http://www.meteored.com/ram/912/la-meteorologa-en-los-modismos-y-frases-%20%20%20hechas-del-lenguaje-diario/>

. RÁDIS BAPTISTA, L. M; OLIVEIRA VASQUES, M.; VIEIRA, M. E.; RINALDI Simone y ERES FERNANDES G. M. "Vamos al Grano y Salgamos de Apuros. ¡Las Expresiones Idiomáticas no son un Lío!", publicado en: Actas del IX Seminario de Dificultades
Disponible en línea en: http://www.mec.es/sgci/br/es/publicaciones/tallergretel.pdf. Última consulta: Febrero de 2010.

• NÁÑEZ F., Emilio. Timo, timito. Revista de filología románica, ISSN 0212-999X, N º 7, 1990, Págs. 289-300. Disponible en línea a través de Dialnet en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=100764

· SALÓ GALÁN, M. José, Métodos de acercamiento al componente metafórico en las expresiones idiomáticas del Francés y del Español. Universidad Complutense de Madrid. Disponible en línea en:

<> Última consulta: Febrero de 2010.

• SEVILLA, Julia y Arroyo, Álvaro. La noción de Expresión idiomática en francés y en español. Universidad Complutense de Madrid.



6) EJERCICIOS PARA PRACTICAR LAS EXPRESIONES IDIOMÁTICAS ----






A continuación se incluyen unos enlaces que permitirán al interesado practicar a traves de ejercicios con las expresiones idiomáticas:

BACKELJAU, Michel, Cours Toujours, "Expressiones idiomatiques" [en línea]. Última consulta: Febrero de 2010.
Disponible en: http://users.skynet.be/courstoujours//Expressions/Sommaire.htm

BONJOUR DE FRANCE! Expressions idiomatiques. [en línea]. Última consulta: Febrero de 2010.
Disponible en: http://www.bonjourdefrance.com/index/indexexpresidiom.htm

CLE.FR, Expresiones Idiomáticas [en línea]. Última consulta: Febrero de 2010.
Disponible en: http://www.cle.fr/centre_linguistique-es-idm-273-n-Expresiones_idiomaticas.html