RESTITUCIÓN DE NOMBRES PROPIOS

Mar Calleja




Juan Manuel García
María Martín

Elena Vallejo
Marta Moreno


Los nombres propios no suelen traducirse cuando carecen de significado y de valor connotativo, pero antes de nada hay que verificar en diccionarios, glosarios, tesauros o fuentes especializadas si la traducción existe actualmente.
Es necesario conservar el nombre original, manteniendo tanto las tildes como aquellas grafías que no existan en la lengua meta.

A lo largo de la historia y dependiendo del momento y de la sociedad y la cultura se han adaptado diferentes soluciones.

Pasemos a hablar de las soluciones concretas que se han tomado para la resolución del problema. Trataremos las soluciones para la traducción de nombres de personajes de fama universal, títulos políticos y religiosos, personajes literarios, títulos de obras, firmas y marcas comerciales, medicamentos y también siglas y acrónimos.





1. Nombres de personajes de fama universal



Los nombres de reyes y papas suelen traducirse o naturalizarse. El ejemplo que muestra esto más claramente es el ejemplo del nombre del papa actual. Benedicto XVI es Benoît XVI en francés. Esto quiere decir que ya existe una traducción reconocida.

A pesar de todo, no siempre se traduce el nombre de los reyes. Por ejemplo, Juan Carlos I es también conocido como Juan Carlos I en Francia.

Además los nombres de presidentes del gobierno y otros personajes relacionados con la política no tienen traducción. José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolas Sarkozy no se traducen.



2. Nombres de personas en general



Se debe respetar la escritura original de los antropónimos (nombres propios de personas) tanto extranjeros como catalanes, gallegos y vascos.


3. Títulos aristocráticos, políticos, religiosos



Se traducen si existen equivalentes.
Conde: Comte
Duque: Duc

Cuando no existen equivalentes o si se va a hacer una traducción forzada es mejor no hacer una traducción. El mejor ejemplo es el ejemplo de Lehendakari.


4. Personajes y autores literarios



A veces se traducen y otras no. Cuando existe un equivalente en la otra lengua lo ideal es traducirlo utilizando ese equivalente, sobre todo si la traducción conlleva connotaciones culturales y sociales.

Cenicienta: Cendrillon
El tratamiento que se les ofrece depende del grado de connotación o de complejidad lingüística y cultural.
Quichotte - Quijote.

Los nombres de personajes infantiles o de comedia se suelen adaptar.1.JPG

La Belle au Bois Dormant – La Bella Durmiente.

Dentro de este mismo punto hay que resaltar a los autores literarios que, por norma general, o se traducen o se naturalizan como Jules Verne - Julio Verne. Aunque desde hace años coexisten los dos nombre, así que desde nuestro punto de vista, es muy probable que dentro de unos años solamente sea conocido como Jules Verne, dando más importancia a su nombre original.

Pero en el caso de Victor Hugo no se ha cambiado el nombre, probablemente sea porque en español existe como tal y no ha hecho falta naturalizarlo.



5. Títulos de obras



Se traducen los títulos de libros, películas, sinfonías y piezas musicales siempre con la versión conocida.

Viaje al centro de la tierra: Voyage au centre de la terre



6. Instituciones



No se traducen los nombres de firmas, marcas comerciales, revistas, periódicos, restaurantes, hoteles, universidades, hospitales y otras públicas o privadas.


2.JPGLas firmas y marcas comerciales no suelen traducirse por motivos económicos o jurídicos. Aunque no se traduce, generalmente se naturalizan. Existen algunas excepciones como por ejemplo las firmas comerciales, revistas, hoteles, etc.

En cuanto a las empresas, es ella la que tiene el poder de cambiar el nombre debido a si existe una subempresa dentro de esta que trabaje con otro idioma.
Mr. Propre – Don Limpio.


7. Topónimos



Se debe estar al día en cuanto a la apelación (consultar atlas, diccionarios, etc.)

Debe promoverse la claridad en la lengua receptora. Puede que algunos términos no se deban traducir a otra lengua pero haya que hacerlo por problemas de comprensión.

Si no existe una versión oficial y la ciudad no tiene aeropuerto, se debe volver al nombre correcto.


Se traducen los nombres de ciudades, provincias, estados y puntos geográficos si tienen una forma ya consagrada en la lengua meta.
Costa de Marfil: Côte d’Ivoire.
La Habana: La Havane.

Pero actualmente es cierto que se está empleando más el nombre original que no su traducción, y con el paso de los años, probablemente, desaparezca esta última.

No se traducen los nombres de parques ni los de calles ni plazas.

No se traduce un topónimo cuando forma parte de unas señas de dirección.


8. Nombres de equipos deportivos



Generalmente, los equipos deportivos toman el nombre de la localidad en que han nacido ya que es donde tienen inicialmente su cantera y en donde suelen contar con un mayor número de seguidores.
El criterio que predomina a la hora de traducir estos equipos, es el de respetar a rajatabla el nombre propio que cada equipo haya adoptado, contenga o no topónimo o gentilicio, sea español o extranjero, con excepción de los que proceden de lenguas con alfabeto no latino, que se adaptan o traducen, como por ejemplo el Estrella Roja de Belgrado.

9. Bibliografía



“Los nombres propios no castellanos en los medios de comunicación - Nombres de equipos deportivos”. Wikilearning [en línea]. Disponible en: <http://www.wikilearning.com/monografia/los_nombres_propios_no_castellanos_en_los_medios_de_comunicacion-nombres_de_equipos_deportivos_10/17398-5> Fecha de consulta: 11 de diciembre de 2008.

Rodríguez O. “Utilizar la escritura”. El habanero [en línea]. Disponible en: <http://elhabanero.cubasi.cu/2001/nro1_01en/comen_2ene002.html> Fecha de consulta: 11 de diciembre de 2009.

Ozaeta R. “Los antropónimos: nociones teóricos y modalidades de transferencia”. El espacio de los contenidos virtuales de la UNED. Disponible en: <http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:Epos-EAD1323D-2467-4B1D-A97C-F4BAD111F9B3&dsID=PDF> .Fecha de consulta: 15 de diciembre de 2009.

Comino G. “Traducción de nombres propios y siglas”. ProZ.com [en línea] Disponible en: <http://www.proz.com/translation-articles/articles/520/1/TRADUCCI%C3%93N-DE-NOMBRES-PROPIOS-Y-SIGLAS> Fecha de consulta 6 de diciembre de 2009.

Díaz J.A “Traducción de nombres propios y topónimos”. DIGITAL.CSIC [en línea] Disponible en: <http://digital.csic.es/bitstream/10261/3894/1/nombres.pdf> Fecha de consulta 19 de diciembre de 2009

“Traducción de nombres propios”. Logos [en línea]. Disponible en: <http://www.logos.it/pls/dictionary/linguistic_resources.cap_3_40?lang=es> Fecha de consulta: 2 de diciembre de 2009.

Vigara A.M.” Ortografía e ideología:Los nombrespropios no castellanos en los medios de comunicación". Especulo. Disponible en: <http://www.ucm.es/info/especulo/numero15/ortoideo.html> Fecha de consulta: 4 de diciembre de 2009.

“Victor Hugo". Biografías y Vidas [en línea]. Disponible en: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/hugo_victor.htm Fecha de consulta: 20 de diciembre de 2009.

“Jules Verne”. EPdLP [en línea]. Disponible en: http://www.epdlp.com/escritor.php?id=2402 Fecha de consulta: 16 de diciembre de 2009.

Charles Perrault “La Belle au Bois Dormant” @lalettre.com [en línea]. Disponible en : http://www.alalettre.com/perrault-oeuvres-belle-au-bois-dormant.php Fecha de consulta: 14 de enero de 2010.